Seleccionar página
¿Qué tienes que saber sobre la endodoncia?

¿Qué tienes que saber sobre la endodoncia?

La endodoncia es un tratamiento muy habitual que realizamos en Dental Peralta para tratar tanto la pulpa dental como los tejidos que hay alrededor de la raíz del diente. 

La pulpa dental es lo que hay bajo el esmalte del diente y la dentina, un tejido blando que contiene vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo que, durante la formación, es lo que alimenta al diente. Así, la pulpa es importante para que crezca y se forme bien, pero no es imprescindible cuando el diente ya está maduro.

La alteración de la salud de la pulpa puede ocurrir por distintas razones, como caries profundas o traumatismos dentales. Para corregir estas alteraciones sirven los tratamientos endodónticos, o la endodoncia

Con ellos tratamos el interior del diente para conservar su salud y su integridad, de forma que se pueda mantener la dentición natural, la encía y el hueso dejando intacta su funcionalidad. Gracias a la endodoncia mantenemos una sonrisa perfecta, podemos comer adecuadamente y ayudamos a que el diente tenga la misma vida que los demás. 

¿Qué hace la endodoncia?

Pues con la endodoncia prevenimos infecciones en los dientes, los curamos y ayudamos a que el hueso perdido alrededor del diente se regenere hasta cierto punto. 

En los casos de infección importante, elimina las bacterias presentes en los conductos del diente, previene una nueva infección y puede salvar el diente dañado.

¿Cuándo es necesario este tratamiento?

La endodoncia es aplicable en caso de que la pulpa dental se infecte o se inflame. Esto puede, como he dicho, ocurrir por muchos motivos: desde una caries importante hasta fracturas pasando por traumatismos. Es importante saber que si no tratamos esa inflamación o infección puede doler de forma constante o intermitente, incluso pueden llegar a aparecer flemones o fístulas con supuración. 

Algunos síntomas que pueden indicar que la pulpa tiene algún daño son dolor, sensibilidad continua al frío- calor, cambios de color, inflamación o molestia en las encías, pero a veces no se produce esta sintomatología. 

¿Cómo se hace?

En primer lugar, te haremos un examen y radiografías. Luego, aplicamos anestesia local para, posteriormente, colocar un dique de goma que aísle el diente y mantenerlo limpio y sin contactar con la saliva mientras se realiza la endodoncia

Luego abrimos la corona del diente para poder tener acceso a los conductos en los que está la pulpa y la limpiamos con una solución desinfectante. A continuación, los conductos radiculares se rellenan con material biocompatible de forma que queden sellados. Finalmente, restauramos la apertura realizada y la parte de la corona que lo necesite. 

¿Duele la endodoncia?

Depende mucho de la tolerancia del paciente, pero no suele doler ya que se utiliza anestesia. Eso sí, los días siguientes a la endodoncia es posible que notes sensibilidad o molestia en el diente por la inflamación postoperatoria de los tejidos que rodean al diente. 

Cuidados posteriores a la endodoncia

Es recomendable no masticar ni morder con el diente hasta que se restaure por completo. Además, no hay que tardar mucho en hacerlo para evitar cualquier problema. 

Si te has hecho una endodoncia es importante acudir a consulta al menos una vez al año para evitar complicaciones en el diente tratado, como la caries. 

Por otro lado, la higiene correcta es fundamental. 

¿Te quedan dudas? Ven a verme a consulta y las resolvemos todas.

Cosas a tener en cuenta al hacerte un blanqueamiento dental

Cosas a tener en cuenta al hacerte un blanqueamiento dental

¿Qué es lo primero que ves cuando conoces a alguien? Su boca, ¿verdad? Es indudable que una sonrisa bonita y bien blanca produce muy buena impresión. De hecho, esta necesidad ha hecho que en los últimos tiempos uno de los tratamientos que más nos solicitan en la clínica sea el blanqueamiento dental

Ahora bien, ¿qué hay que saber sobre el blanqueamiento dental? Pues te voy a contar algunas cosas que te pueden interesar. Es más, te voy a dar algunos consejos para que sigas antes, después y durante el blanqueamiento de tus dientes. 

El blanqueamiento dental hay que hacerlo en una clínica

No olvidemos que se trata de un tratamiento odontológico, y por ello es necesario que el lugar donde lo lleves a cabo tiene que reunir las condiciones necesarias. Piensa que con él vas a modificar el color de tus dientes, y por eso tienes que acudir a un dentista colegiado

Además, dependiendo de tu caso, el dentista será quien te diga cuál es el mejor método a seguir

Es completamente necesario que antes de que empieces con el tratamiento, tu dentista elabore un diagnóstico previo y que se asegure de que con el blanqueamiento no se van a dañar encías, mucosas o los mismos dientes.

¿Duele el blanqueamiento?

Por lo general, no duele. Cabe la posibilidad de que si tienes mucha sensibilidad, puedas sentir dolor, pero no es lo habitual. Es más, si tu dentista lo sabe es posible tratarlo antes de llevar a cabo el blanqueamiento y minimizarlo. 

¿Puede dañar el esmalte?

Pese a que es algo que se suele pensar, es un mito. Si el blanqueamiento se realiza bien, siguiendo todas las pautas que tu dentista establezca, es un tratamiento perfectamente seguro. 

El color de los dientes

Hay muchos pacientes que me preguntan si este es un tratamiento definitivo. La respuesta es no. El paso del tiempo hace oscurecerse un diente, y si se blanquea, si bien no volverá al inicio, se oscurecerá. Si siempre quieres tus dientes perfectamente blancos, deberás consultar con tu dentista

Deberías saber que existen determinados alimentos y bebidas que influyen en el color del diente antes, después y durante el blanqueamiento, aunque lo que más puede afectar es el no tomar las medidas de higiene necesarias y recomendadas. Trata de consumir todo aquello que pueda manchar el diente. 

Otra cosa que debes evitar a toda costa es no fumar. Si lo haces, el blanqueamiento puede ser menos efectiva. 

En resumen

Si estás pensando en realizar un blanqueamiento dental, lo mejor es que te dejes de fuentes que no son fidedignas y acudas a consulta, donde podremos hablar y analizar cuál es la mejor forma de que tengas la sonrisa que siempre has querido. 

¡Te espero!

Caso clínico: ausencia dental

Caso clínico: ausencia dental

A consulta vienen contínuamente personas con ausencia dental que buscan reemplazar esas piezas dentales que faltan con el propósito de mejorar la sonrisa.

En esta ocasión, el paciente consiguió los resultados esperados, y para ello se le implantó una prótesis dental fija junto a un puente de zirconio. Te dejo las fotos del antes y del después.

Si quieres una sonrisa como ésta, ven a verme a consulta. Me encontrarás en Dental Peralta.